Capilla de los Huesos, Évora, Portugal


La Capela dos Ossos es uno de los monumentos más conocidos de la ciudad de Évora en Portugal. Se trata de una pequeña capilla interior situada en las proximidades de la Iglesia de San Francisco.

Esta capilla fue construida a finales del siglo XVI a partir de una idea de los frailes franciscanos que vivían en este monasterio: Reflexionar sobre la condición, la frágil existencia humana y meditar sobre la vida eterna y definitiva. Esto podemos verlo reflejado en la inscripción que se puede leer en la entrada ... Nós ossos que aqui estamos pelos vossos esperamos (Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos).


La capilla tiene 18,7 metros de largo por 11 de ancho. La luz que entra lo hace a través de tres pequeñas aberturas situadas en el lado izquierdo de la misma. Sus paredes y sus ocho columnas están “decoradas” de largos huesos y cráneos cuidadosamente ordenados y sujetos mediante cemento. El techo está hecho de ladrillo blanco decorado con diferentes motivos.

Se calcula que el número aproximado de esqueletos necesarios para realizar semejante obra es de unos 5000, provenientes de los cementerios de las iglesias situadas en los alrededores. Algunos de los cráneos tienen dibujados grafitis sobre ellos. Además, dos cadáveres disecados, uno de ellos perteneciente a un niño, permanecen colgados de unas cadenas. Una leyenda cuenta que eran padre e hijo, y que el hijo maltrataba a la madre, acción de la cual el padre era cómplice al no oponerse. Al morir la madre echó sobre ellos la siguiente maldición: !Que la tierra de vuestras sepulturas no os destruya!.


En Évora, una de las más bellas e importantes ciudades históricas de Portugal, podemos encontrar otros enclaves interesantes como pueden ser el Templo romano de Diana, la catedral de Nossa Senhora da Assunção o las centenarias murallas que rodean que parecen abrazar la ciudad antigua … 


No hay comentarios:

Publicar un comentario